Actriz & narradora

Mi oficio es contar historias

Puedo hacerlo con mi cuerpo y con mi voz.
Puedo hacerlo con un libro en la mano o sin él.
Mezclando relatos con objetos.
Me fascinan los cachivaches que sirven para hacer títeres, con luces y sombras.
Convertir lo cotidiano en asombroso.
Puedo hacerlo en la sala de actos de una biblioteca, en el patio de un colegio, en el aula de un instituto, en la trastienda de una librería o en la galería principal de un museo.
En los teatros, las plazas o en los festivales de narración oral o de artes escénicas.
¿Se te ocurre algún otro lugar? Pues en ese también.
Me gusta contar para bebés que aun no hablan o para los que hablan demasiado; para niños, niñas y sus familias; para los jóvenes, que muchas veces se quedan mudos… hace tanto que nadie les cuenta un cuento; para los adultos, incluso para aquellos que piensan que los cuentos son cosas de criaturas…
Como te decía mi oficio es contar historias.
Soy narradora oral.

¿Te pica la curiosidad? Aquí puedes ver más >

¿Quién soy?

Me muevo como pez en el agua entre los relatos tradicionales, los literarios, los títeres de sombras, los objetos que puedo transformar…